Ayuntamientos antorchistas denunciamos que Morena es un fraude

Por Yolanda Reyes Hernández, alcaldesa de Tecomatlán, Puebla.

El 1º de julio, en su informe, el presidente de la República Andrés Manuel López Obrador dijo que México es un país de oportunidades en que sus habitantes de todas las clases sociales gozan de abundante paz y felicidad. Desafortunadamente la realidad muestra otra cara, y se refleja públicamente en el número de contagios y muertes de la pandemia y la crisis económica que aqueja a nuestro país. La gente se está muriendo por falta de medicamentos y por falta de alimentos, a raíz de esto se muestra un aumento en los índices de violencia e inseguridad en todo el país.

¿Qué se puede decir del gobernador del estado de Puebla, Miguel Barbosa Huerta, quien siempre se hace notar con frases patosas y folclóricas? Hace unos días mencionó públicamente que “el Estado no tiene un cuarto de dinero”, esto como consecuencia de la crisis económica que ha provocado la pandemia de covid-19, es por ello que se ve en la “penosa necesidad” de anunciar que Puebla registrará una caída de 4 mil millones de pesos en sus participaciones 2020.

En el mes de julio, el Gobierno de Miguel Barbosa impuso recortes presupuestales a las participaciones que por ley les corresponden a los Ayuntamientos de todo el Estado. Lo que busca y ha logrado es asfixiar a los ayuntamientos, porque esos recursos están encaminados a hacer funcionar los servicios que brindan. Tal es el caso del Ayuntamiento de Tecomatlán. Aquí se aplicó un recorte del 51% a las participaciones, dejándolo en estado crítico e imposibilitado para seguir cumpliendo y atendiendo las necesidades como servicios básicos de todo el municipio. Es necesario recalcar que, a pesar de estos recortes, el Ayuntamiento de Tecomatlán ha otorgado apoyos alimenticios en forma de despensas a las familias más afectadas por esta crisis económica, además, la misma contingencia sanitaria obliga a destinar más recursos para apoyar con medicamentos y transporte a enfermos que deben recibir atención médica urgente. Todo esto se ha realizado a partir únicamente de los recursos propios.

El partido de Morena está usando el poder que le confirieron los ciudadanos para hacer y deshacer a su antojo, para cambiar las leyes y tomar decisiones en perjuicio de la mayoría de los poblanos y, por consiguiente, utiliza estas leyes en beneficio de unos cuantos que están en el poder. Es imprescindible hoy más que nunca que los poblanos participen activamente en política, informándose y denunciando las incongruencias, mentiras, atropellos y arbitrariedades cometidos por la 4T.

De acuerdo a las estadísticas publicadas, en el mes de julio el 7.2 por ciento de la población del Estado de Puebla se encuentra en situación de extrema pobreza, debido a la falta de empleo y a la reducción de salarios, sin embargo, el gobierno del estado no ha hecho ninguna propuesta de cómo ayudar a los ayuntamientos que es donde habitan estos pobres.

Es por ello que se ha declarado que Morena se ha revelado como un fraude, pues no hay nada del bienestar, paz y tranquilidad que ellos pregonan. Resulta urgente denunciar a Barbosa como un gobernante al que no le interesa el bienestar ni la vida de sus gobernados. Con ese propósito el pasado martes 7 de julio los ayuntamientos antorchistas nos reunimos en la capital poblana para denunciar esta injusticia y exigir la devolución de las participaciones que nos fueron recortadas. A más de 10 días de nuestra protesta, no hemos recibido ninguna respuesta.

Es hora de que todos los poblanos afectados por las políticas y el abandono de Morena nos unamos, es hora de alzar la voz y luchar por un solo objetivo, un verdadero cambio político a través de la lucha democrática, que beneficie a los que más lo necesitan.

Por